Sistema de salud paga desde desodorantes hasta cargadores de baterías

EL TIEMPO conoció un listado de elementos no terapéuticos que han costado más de $ 120 mil millones.

Alimentación, alojamiento, tiquetes aéreos, taxis, jabones cosméticos, desodorantes, enjuagues bucales y cargadores de baterías son apenas una muestra de lo que los usuarios están solicitando al sistema de salud a través de tutelas o comités técnicos científicos (CTC).

Si bien estos elementos no son específicamente componentes terapéuticos deben ser reconocidos por las EPS pues, según la percepción de algunos afiliados, ellos complementan los servicios, los medicamentos y los insumos que supuestamente ayudan a su mejoría o garantizan su bienestar.

El viceministro de Protección Social, Norman Julio Muñoz, afirma que estos elementos, al pedirse de manera masiva, provocan un desbalance financiero en el sector, dado que en solo un año (de julio de 2012 a julio de 2013) el sistema pagó por ellos unos 120.122 millones de pesos.

“Tenemos que lidiar con estos gastos que no corresponden propiamente a servicios de salud y que están golpeando las finanzas. Las EPS se ven obligadas a otorgarlos porque, de lo contrario, sus gerentes se van a la cárcel por desacato”, afirma el viceministro.

En este listado de servicios o elementos solicitados que no corresponden precisamente a la salud figuran edulcorantes, cepillos de dientes, protector solar, pañitos húmedos y alcoholes en gel.

Precisamente, en el Hospital San Ignacio, hace poco, se entregó por tutela no solo la cama hospitalaria, sino que la familia del paciente pidió una mesa de noche que hiciera juego con la cama.

“Nos han pedido cosas absurdas como un sistema de circuito cerrado de televisión para un paciente invidente de manera que la familia pudiera vigilarlo las 24 horas del día”, afirma Luis Guillermo Vélez Atehortúa, presidente de la EPS Salud Total.

También, elementos absurdos como un malacate o grúa industrial para pasar un paciente de un primer a un segundo piso e incluso, agrega Vélez, condones y viagra diarios para un afiliado de 62 años, en Armenia.

La Nueva EPS, por ejemplo, fue condenada a cubrir, por vía tutela, un respirador, enfermera y cuidados permanentes para un paciente; sin embargo, lo absurdo es que, ante el riesgo de que el padre del usuario se quedara sin trabajo, la entidad fue obligada a pagar el servicio de la luz del inmueble para que el respirador no deje de funcionar.

Otro caso conocido por EL TIEMPO es el de un niño con alergia respiratoria que vivía en una casa cuyo piso generaba mucho polvo, lo que exacerbaba su alergia. Por tal motivo, un juez obligó a la Nueva EPS a pagar el arriendo de una vivienda más adecuada para la familia del niño, a fin de que su condición mejorara.

También está el caso de una paciente que trajo una fórmula escrita a máquina de una farmacia de Houston (Estados Unidos), en la cual se prescribían medicamentos que se venden en Colombia, y que logró que un juez ordenara a su EPS darle el dinero para pagar dichos medicamentos.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

About Noticias Manizales

Noticias Acerca de Manizales Colombia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: