El drama de dos pacientes víctimas del incumplimiento de las EPS

Ni con tutelas logran recibir los servicios necesarios o ser atendidos a tiempo.

‘Mi mami era una mujer luchadora’

Sandra Elizabeth Cuervo ya le había ganado una batalla al cáncer. Hace unos años logró sobrevivir a un Linfoma no Hodgkin. Sin embargo, el 14 de agosto de este año murió a causa de un cáncer de colón, que le fue diagnosticado en abril.

En medio de su enfermedad tuvo que interponer una tutela para que la atendieran en el Instituto Nacional de Cancerología (entidad con la que su EPS terminó el contrato), para que le autorizaran un medicamento que necesitaba urgente y para que las citas con los especialistas no se demoraran tanto tiempo.

“El medicamento nos lo autorizaron, así que la EPS nos dijo que no teníamos que hacer nada –cuenta su hermana Laura–. Pero uno de los médicos, un sábado, dijo que ella lo necesita inmediatamente. Como era fin de semana, todo estaba cerrado, así que me dijeron que teníamos que hacer las vueltas nosotros. Nos tocó esperar hasta el lunes para que lo aprobaran. De nada sirvió decirles a los médicos que teníamos una tutela a favor de nosotras. Nos decían: ‘Eso no es problema nuestro’; ya les da lo mismo que uno ponga una tutela o no, para ellos es normal que todo haya que pedirlo por medio de una tutela”.

Las citas con el oncólogo también se demoraron. Tuvo una primera en julio y la siguiente se la dieron para septiembre, cuando este especialista es el que tiene que aprobar las sesiones de quimioterapia, con lo cual se incumplían los ciclos de su tratamiento.

Su hija Paula, de 17 años, la recuerda así: “Mi mami era una mujer luchadora que enfrentó dos veces esta enfermedad. Este Gobierno no ayuda a las personas, en vez de invertir en salud y educación gastan su dinero en armas”.

‘Así pongamos tutelas, juegan con nosotros’

Geraldine Silva tiene 21 años y fue diagnosticada con leucemia. Vive en Florencia(Caquetá), pero a falta de un hospital de tercer y cuarto nivel en el que la pudieran atender, su médico solicitó su traslado al Instituto Nacional de Cancerología (INC), en Bogotá.

Sin embargo, al llegar tuvo dos problemas: aunque le prestaron el servicio de quimioterapia, le cobraban cada consulta y, además, su EPS nunca pagó el porcentaje de su salario que correspondía a sus días de incapacidad. Por estos motivos interpuso una tutela. A pesar de que el fallo fue a su favor, e incluso autorizaron su transporte desde Florencia a Bogotá, su EPS le ha incumplido en varias oportunidades.

Geraldine explica que “se demoraron siete meses en pagar el dinero de mi incapacidad y, en cuando el tema de transportes, me dijeron que ellos no tenían plata para eso, que pusiera de mi bolsillo y que luego pasara una cuenta de cobro para que reembolsaran el dinero. Yo no tengo para el transporte y no puedo dejar de seguir con mi tratamiento”.

Añade que “con este sistema se siente uno impotente como paciente. Yo cancelo mensualmente el pago de salud para que no me dejen sin servicios, pero cuando se trata de prestar servicios toca poner tutelas, y aun así juegan con nosotros”.

Anuncios

Etiquetas: ,

About Noticias Manizales

Noticias Acerca de Manizales Colombia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: