La leishmaniasis, una enfermedad ‘que camina’ con el conflicto armado en Antioquia

Una reciente investigación adelantada por la Universidad de Antioquia ha detectado que la leishmaniasis se ha expandido en el departamento junto con el conflicto armado. El desplazamiento forzado y la movilidad de las tropas armadas, favorecieron para que la enfermedad se difundiera por toda Antioquia.

A través de un seguimiento a los registros presentados en Antioquia, los investigadores del Pecet construyeron una serie de mapas para explicar el fenómeno. En la foto, Mónica Zuleta. Foto: Pedro Correa Ochoa.

A través de un seguimiento a los registros presentados en Antioquia, los investigadores del Pecet construyeron una serie de mapas para explicar el fenómeno. En la foto, Mónica Zuleta. Foto: Pedro Correa Ochoa.

De castaño a oscuro, así ha sido el proceso de expansión de la leishmaniasis cutánea en Antioquia. El tono de los colores que fronterizan cada región antioqueña se pone, año a año, más oscuro y, según los investigadores, hay una explicación para ello: el conflicto armado.

Desde 1998 hasta el 2011 —periodo estudiado por los investigadores—, la leishmaniasis colonizó casi todo el departamento e, incluso, zonas en las que había pocas posibilidades para que se diera. Los investigadores hicieron un rastreo para averiguar en cuáles municipios, desde 1985, se habían registrado capturas del Lutzomyia, el mosquito que transmite la enfermedad.

“En un periodo notamos que se empezaron a registrar casos de leishmaniasis en municipios que hasta ese momento no eran reconocidos como endémicos. Allí no se habían presentado casos de captura de Lutzomyia, ni tampoco casos de reporte de enfermos”, explicó Mónica Zuleta, doctora en Geografía de la Universidad Heinrich Heine de Düsseldorf, de Alemania, docente de la Universidad de Antioquia e investigadora del Programa de Estudio y Control de EnfermedadesTropicales —Pecet—, de la misma Institución.

Entre 1985 y 1990, el mosquito se encontraba en varios municipios de Urabá y el Nordeste antioqueño, especialmente. En ese periodo, los casos reportados al año en toda Antioquia no pasaban de 50. Quienes contraían la enfermedad eran trabajadores que se internaban en zonas selváticas, mineros o madereros. Posteriormente, se aumentaron los casos intradomiciliarios, es decir, en las casas rurales, para darse también en mujeres y niños.

Lutzomyia, mosquito que transmite la leishmaniasis

Lutzomyia, mosquito que transmite la leishmaniasis

Por ejemplo, hasta 1996 se reportaban varios casos en Medellín, un lugar que no es reconocido como endémico. Sin embargo, ello se explica porque mucha población con la enfermedad venía a Medellín a buscar tratamiento y, al momento de hacer el registro, no se le preguntaba por el lugar de transmisión. En ese año hubo un cambio de metodología en la recolección de datos y desde ese momento se empezó a indagar el lugar de procedencia y posible contagio de los pacientes.

Hasta 1998 se dio un aumento moderado de casos en todo el departamento, sin embargo, después de ese año, hubo un crecimiento sorprendente. “Empezamos a ver un aumento excesivo de casos y nos preguntamos el por qué. Así que empezamos a analizar y vimos que las bases de datos de desplazados en el departamento también aumentaron”, explicó Zuleta.

Para Iván Darío Vélez, director del Pecet, la guerra hace que los programas de atención y prevención no funcionen debidamente. “Un promotor de salud, por ejemplo, no sale por temor a ser amenazado”, aseguró.

La investigación Geografia del conflicto armado y la expansión de la leishmaniasis en Antioquia entre 1998 y 2011 reseña que, según datos de Acción Social, en el año 2000 se dieron 68.265 casos de desplazamiento por expulsión en Antioquia, casi 44 mil más que en 1999. En el 2001 aumentaron a 84.690. Ese mismo año los casos reportados de leishmaniasis cutánea en la subregión de Urabá se acercaron a los 900. El año inmediatamente anterior, en cambio, la cifra no alcanzó los 200.

Tras esa variación, los investigadores determinaron que el incremento de año a año se debíó a la influencia de un aspecto social. “Y esos casos de leishmaniasis que aumentaban en unas regiones y otras veces disminuían, fluctuaban en muchos casos en razón con la intensidad del conflicto armado”, dijo Zuleta.

Varias de las subregiones en las que se reportaron más casos, corresponden a municipios que empezaron a recibir a mucha población desplazada y tropa, como Carepa, en Urabá. En el 2002, por ejemplo, cuando se dio la ruptura de los diálogos de paz del Caguán, se incrementó el desplazamiento. “También se disparó el reporte de leishmaniasis. Más de 900 casos se presentaron en Urabá y eran flujos de migración que posiblemente venían del Chocó y de Córdoba, áreas endémicas de la Leishmaniasis”, explicó Zuleta.

Además, en estas zonas coincide también la llegada constante de tropas militares que venían de patrullar la selva. Actualmente, según Vélez, la mitad de los casos reportados en Colombia o más, se da en militares que entran en la selva. De acuerdo con el investigador, en el 2005 hubo una gran cantidad de soldados que fueron llevados a la zona de distensión del Caguán a combatir la guerrilla y destruir cultivos de coca. De 800 casos al año, las Fuerzas Militares pasaron a tener más de 10 mil.

De otra parte, muchos desplazados llevaron consigo sus animales que sirven como “hospederos” de la leishmaniasis. Una vez el desplazado se ubica en un nuevo territorio, el vector puede al picar a otras personas, transmitir la enfermedad“Era como traerse el habitat del vector a la parte urbana”, dijo Zuleta.

En el Oriente antioqueño, por ejemplo, Granada y San Francisco eran particularmente propensos a ser una zona endémica, sin embargo, los casos reportados allí fueron pocos. “Los enfermos se iban para otros municipios a reportarlos, porque hubo un tiempo en que el medicamento para tratar la leishmaniasis era restringido. En ese tiempo, se investigaba mucho a las personas con Leishmaniasis porque se asociaba que esta enfermedad afectaba principalmente a los guerrilleros. Es por ello que los enfermos preferían trasladarse de región. Afortunadamente esto ya no pasa, porque hay más conocimiento sobre el tema”.

En todo este tiempo y gracias, entre otros aspectos, al alcance del conflicto armado, el vector que trasmite la enfermedad colonizó buena parte del territorio, pese a que el desplazamiento haya disminuido. “Va a ser muy difícil acabar con ese vector. Será una cosa de muchos años y que requiere mucho apoyo estatal para lograr que, durante este momento que “denominan posconflicto”, se logren bajar las tasas de incidencia de la Leishmania en Antioquia”, advirtió Zuleta.

Sobre la leishmaniasis y el proyecto

El proyecto, que duró un año en ejecución, fue apoyado por Empresas Públicas de Medellín,CorantioquiaCornareCorporurabael Instituto Geográfico Agustín Codazzila Secretaria de Agricultura de Antioquia y la Dirección de la Seccional de Salud de Antioquia.

  • Si bien la relación entre esta enfermedad y el conflicto armado es conocida, este es el primer estudio del país que permite sistematizar esa relación
  • Existe la leishmaniasis visceral —que es más agresiva— y la cutánea. En Antioquia ha predominado esta última, que es transmitida por un mosquito que pica en la piel.
  • Tras varias semanas aparece una lesión en la piel que aumenta de tamaño y forma úlceras. Hay algunos tratamientos empíricos, poco recomendados.
  • La leishmaniasis cutánea no es mortal, pero si no se trata a tiempo puede afectar la nariz y, por ende, quien la padece tiene un deterioro de su calidad de vida. UDEA
Anuncios

Etiquetas: , ,

About Noticias Manizales

Noticias Acerca de Manizales Colombia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: